Interferones en el embarazo

Visión general sobre los Interferones

El interferón es una sustancia natural que ayuda al sistema inmunitario del cuerpo a combatir infecciones y otras enfermedades, como el cáncer. Los glóbulos blancos y otras células del cuerpo elaboran interferones, pero también se producen en el laboratorio para su uso en el tratamiento de diferentes enfermedades por (virus, bacterias, parásitos) e incluso de células tumorales.

En el tratamiento del cáncer, es posible que los interferones ayuden a impedir que las células se multipliquen y a destruir células cancerosas. Los interferones son un tipo de citocina (Pequeñas proteínas que son cruciales para controlar el crecimiento y la actividad de otras células del sistema inmunitario y las células sanguíneas) y un tipo de agente inmunomodulador.

¿Qué significa que sean inmunomoduladores? Existe un grupo de medicamentos que tienen principalmente como blanco a las vías que tratan el mieloma múltiple y algunos otros tipos de cáncer. Estos medicamentos actúan de muchas maneras, incluyendo su acción directa en el sistema inmunitario al disminuir algunas proteínas y aumentar otras.

También existen formulaciones farmacéuticas que contienen una mezcla de interferones, como lo es el denominado HeberPAG, una mezcla de interferones alfa y gamma humanos; con propiedades como la inhibición de la angiogénesis, la estimulación de la apoptosis y la inmunomodulación, que los hace ser ampliamente utilizados en las enfermedades de origen oncológico.

Se le realizaron pruebas preclínicas que lo identificaron como un producto seguro para el uso en humanos y estudios clínicos donde se demuestra su aplicación intratumoral, perilesional, o ambas, con resultados satisfactorios y con efectos adversos de baja intensidad. La formulación fue optimizada y se obtuvo el CIGB-128-A con mayor potencia biológica que los interferones por separado.

Existen tres tipos de Interferones:

  • Tipo I :(IFN-alfa, IFN-beta, IFN-épsilon, IFN-kapa, IFN-omega), representado de la siguiente forma (IFN-α, IFN-β, IFN-ε, IFN-κ y IFN-ω)
  • Tipo II: Interferón-gamma (IFN-γ)
  • Tipo III :(IFN-λ)

Los IFN-α y β tienen un mayor efecto antiproliferativo y antiviral y el IFN-γ, una actividad inmunorreguladora superior.

Formas farmacéuticas del
Nombre genéricoNombre comercial
alfa 2aRoferon A
alfa 2bIntron A/Reliferon/Urifrón (R)
alfa humano de leucocito (HuIFN-alpha-Le)Multiferon
beta 1a, forma líquidaRebif
beta 1a, liofilizadoAvonex
beta 1a, biogenérico (Irán)Cinnovex
beta 1bBetaseron / Betaferon
gamma 1bActimmune
alfa 2a PEGiladoPegasys
alfa 2a PEGilado (Egipto)Reiferon Retard
alfa 2b PEGiladoPegIntron
alfa 2b PEGilado más ribavirina (Canadá)Pegetron

Indicaciones relacionadas a los Interferones y las observaciones médicas

En las mujeres embarazadas que se deben de emplear los interferones por determinadas enfermedades diagnosticadas en el período de gestación; se comportan de la siguiente manera, según los tipos de interferones más empleados en la industria farmacéutica:

El interferón α está indicado en el tratamiento de la hepatitis C y de la leucemia mielógena crónica.

La administración inadvertida de interferón alfa durante el embarazo no parece asociarse con malformaciones fetales. Por lo tanto, las mujeres deben ser aconsejadas a continuar con la gestación.

En el caso de las gestantes tratadas por Leucemia Mieloide Crónica (LMC) con interferón alfa; el embarazo en sí, no tiene un efecto adverso sobre la enfermedad, pero esta puede comprometer potencialmente la circulación placentaria, puede provocar bajo peso al nacer, nacimiento prematuro y aumento de la mortalidad. El mesilato de Imatinib se usa como terapia de primeria línea en estas pacientes, pero existen numerosos reportes sobre su acción teratogénica. El interferón-alfa es considerado la droga de elección en el tratamiento durante el embarazo.

El interferón-alfa es considerado en la actualidad el ave fénix en el tratamiento de la LMC, muchos autores confirman su efectividad en las pacientes embarazadas en cualquier trimestre y es considerado la droga de elección.  (Avila-CabreraI 2014)

Por otra parte; fue el tratamiento con interferón alfa-2a pegilado, un fármaco cuyo uso fue autorizado a finales de los años 80, para el tratamiento de la LMC basado en un aumento en la mediana de supervivencia de 6 meses y con un riesgo teratogénico de categoría C según la (FDA) quien permitió mantener controlada la enfermedad y que el nacimiento de los bebé fueran normales. (Díaz Díaz CL 2020)

Interferón alfa-2b en mujeres embarazadas

Se desconoce el riesgo potencial en seres humanos. Interferón alfa-2b solamente se utilizará durante el embarazo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto. (Vademecum 2017)

Interferón β se utiliza en el tratamiento y control de la esclerosis múltiple

Nuevos datos avalan el uso de interferón beta durante el embarazo de mujeres con esclerosis múltiple. Los resultados demuestran que no hay evidencia de que la exposición a interferón beta (IFN β) antes y durante el embarazo afecte al peso o al perímetro cefálico del bebé al nacer. (Siete días Médicos 2019)

Biogen ha anunciado la actualización de la ficha técnica europea de sus tratamientos aprobados con interferón beta, peginterferón beta-1a e interferón beta-1a, que elimina su contraindicación durante el embarazo y permite considerar su uso cuando sea clínicamente necesario durante el mismo, así como utilizarlo durante la lactancia en mujeres con esclerosis múltiple recurrente. El tratamiento con peginterferón beta-1a e interferón beta-1a, no origina mayor riesgo de anomalías congénitas importantes tras su exposición antes de la concepción o durante el primer trimestre del embarazo. (Gaceta Médica 2019

Interferón gamma, si está contraindicado en el embarazo

El incremento de las concentraciones del interferón gamma es dañino para el embarazo, debido a que en modelos animales produce abortos espontáneos y recurrentes. También puede ser responsable de la apoptosis del trofoblasto. (E. Reyna 2012)

No existen datos suficientes sobre la utilización de interferón gamma-1b en mujeres embarazadas. Se observaron niveles más altos de interferón gamma endógeno en mujeres con abortos espontáneos recurrentes en el primer trimestre frente a mujeres con embarazos normales. Los estudios en animales han mostrado toxicidad reproductiva. Se desconoce el riesgo en seres humanos. No debe utilizarse durante el embarazo, a menos que sea de vital importancia. (Vademecum 2015)

Fuentes Bibliográficas sobre los Interferones en el embarazo


Deja un comentario